martes, 26 de agosto de 2008

Éxtasis lechuguístico

No hay plazo que no se cumpla. Aunque querramos vencer la pulseada al tiempo siempre nos va a ganar... qué digo ganar, nos va a pasar por encima, va a parar para poner reversa y nos va a atropellar de nuevo, después nos va a mirar con satistacción y va a hacernos un pito catalán mientras emite una pedorreta con los labios.
Si, empecé la dieta tan prometida. Tan autoprometida y tan prometida a mi mujer.
Tras el largo viaje churrasquempanadulcelechosowantanesco (porque en Perú y Chile le dí a la comida china), y tras un par de semanas de hacerme a la idea, al fin vi al nutricionista (o nutriólogo, como le dicen acá), que debe ser una eminencia, o al menos cobra como una. No sólo me vió a mí, también a mi señora esposa, que lleva a Bastián en la panza y que según ella "está gorda"... menos mal que el tipo le demostró (tabla en mano) que está en un rango "normal" dentro de la tabla de pesos y medidas. Igual le dió una dieta, pero para Bastián más que para ella. Bueno, para ella también, porque en teoría con esta dieta crece el bebé pero la madre no engorda más de lo debido.
Además el tipo es bi-o-quí-mi-co, así que no te da una dieta así nomás, te pone cosas como que tenés que comer 20 almendras con tu licuado de proteína porque las almendras producen no se qué militrocitocondrias que si no las tenés sos infeliz y se te hacen ojeras. O el hecho que la ensalada de la mañana sea con aceite de oliva, pero la de la noche con aceite de Canola, porque si no, tipo tres de la mañana, tres y pico, estirás la pata y desaparecés físicamente de este mundo como el tipo que se fue a comprar fasos a la esquina y nunca volvió.
Debo admitir que el tipo es un buen motivador, sobre todo porque tiene un físico como uno de los 300, nada más que en mexicano (es decir, medio bajito y morocho), así que mientras te está pasando la dieta vas pensando "y bueno, me cagaré de hambre, pero si quedo la mitad de eso me doy por hecho".
Ya veremos cuánto duramos.
Si quedo como uno de los 300 largo la publicidad, me voy a Los Ángeles con la familia y me dedico a sacarme fotos con los turistas afuera del Planet Hollywood como Diego Alione.

3 comentarios:

ximenez dijo...

HOLA!! He vuelto!! Ni más ni menos que para hacer pública mi vergonzante ignorancia: BASTIÁN?!?!?!?!?!?! Esa no me la sabía!!!! Felicidades familia Tampax!!!
En cuanto a la dieta y el nutriólogo, favor de mantenernos al tanto de los progresos, porque yo estoy necesitando bajar algunos kilos: si el avance es rápido y el costo se justifica, iré a visitarlo uno de estos días.
Abrazos!!!

Tampax Ultra dijo...

Que cosa esta Ximenez... ni bien le digo que un tipo tiene el físico de uno de los 300 y ya quiere conocerlo.
Gracias por las felicitaciones.

Anaik Frita dijo...

Ahhhhh, era esooooo..... yo lo que tengo es un déficit profundo de militrocitocondrias de almendras !!

(y lo seguiré teniendo, porque acá las almendras salen fortuna)