miércoles, 15 de octubre de 2008

Los enamorados

Todos los días voy a dejar al gordo al jardín a la misma hora y desde ahí me voy a tomar unos taxis colectivos cerca de Chapultepec. Casi siempre utilizo el mismo camino, aunque a veces me harto y cambio de ruta. Esto que voy a contarles pasa por el camino que habitualmente tomo, más precisamente en la esquina de Atlixco y Antonio Solá, para los que viven por acá, por si se quieren llegar a constatarlo.

Todas las mañanas, parados en esa esquina, del lado que da para el Parque España, hay una pareja besándose apasionadamente, abrazándose y, a veces, toqueteándose ahí, en plena esquina. Los veo desde que Agus empezó el jardín nuevo, es decir un par de meses, no sé si antes tenían la misma costumbre.

No tengo nada contra la felicidad ajena, de hecho este posteo es más un estudio antropológico que una crítica a la libidinosidad ajena, es que esto que pasa parece de ciencia ficción. Sobre todo porque los enamorados ya son gente grande... o sea, no grande-grande que ya tiene una pata en la tumba. Pero más o menos rondando los 30.

El factor edad me parece un dato importante, porque a los 30 uno ya ha sosegado ciertas pasiones... digamos que ya las tiene domadas. Uno ya no es el pendejo de 15 que se enamora febrilmente del primer par de tetas que pasa, hablando mal y pronto.

El factor tiempo tampoco es para despreciar, porque si bien siempre paso más o menos a la misma hora, todo el mundo sabe que no suelo usar reloj y que estoy lejos de tener una rutina demasiado rígida en mi vida. Es decir que la parejita tiene que estar besándose un mínimo de 15 minutos tooooooodos los santos días, para que yo tenga un gap de tiempo suficiente como para topármelos siempre (del máximo ni hablo, aunque me parece que debe ser bastante, porque algunos días he pasado a las 9 en punto y otros 9 y media y siempre los veo).

Entonces; ¿qué motiva a esta parejita a estar todos los días atracando, a la misma hora y en el mismo lugar?, algunos días con llovizna incluso.
Tengo algunas hipótesis bastante terrenales y, por ahí, podríamos hacer el ejercicio de encontrar otras entre todos (los miles y miles de lectores que posteo tras posteo me siguen... es decir vos, vos y vos).

1_ Consumen éxtasis antes de salir de su casa y después no se aguantan las ganas de franelearse.
2_ Son amantes que mienten a sus parejas diciendo que se van a trabajar y se juntan en la esquina esa a hacer el calentamiento antes de irse al motel.
3_ Tienen un handycap sexual que envidiaría cualquier actor porno, lo cual los motiva a seguirse apapachando ya terminada la noche, como no queriendo que termine nunca.
4_ Es pura casualidad, es una pareja normal que se despide tiernamente en la esquina porque cada quien va a su trabajo, sólo que a veces se les hace más tarde y otras veces salen más temprano. Justo han coincidido todos los días que paso por esa esquina con mi horario y ellos están todavía más extrañados que yo, por ver un gordito que espera a verlos parados en la esquina para pasar por ahí.
5_ Me persiguen. Todos los días esperan que deje a mi hijo en el jardín para montar la escena.
6_ Parecen más grandes de lo que son, en verdad tienen 13 y 14 años respectivamente y no se aguantan las ganas de estarse besuqueando a la vuelta del colegio... eso suponiendo que fueran al colegio que está frente al parque y que se cambiaran el uniforme por otra ropa para que nadie sospeche.
7_ Estuvieron separados durante 15 años porque él se quedo en una isla desierta y ahora quieren recuperar el tiempo perdido.
8_ La mina tiene un problema en los maxilares que no le permite masticar la comida, así que el tipo tiene que masticarle el desayuno y después regurgitárselo en la boca, como si fueran pichoncitos de pingüino.

Recibo nuevas teorías.
Los comentarios están abiertos y les dan la bienvenida.

9 comentarios:

Anaik Frita dijo...

Ibamos maomeno bien hasta el 7. El 8 es un asco.
Sin lugar a dudas la correcta es la 5: te persiguen.
Y no solo ellos: el vendedor de tacos, el taxista, y ese que usa gamulán y paraguas aunque haga 35º y no llueva desde febrero, TAMBIEN.

Fuente: Mission Imposible (la 1) porque despues de que mueren todos sus compañeros, Tom Cruise se da cuenta de que todos esos eran del recontra espionaje.
Y ojooooo si te cruzás con alguien parecido a Jean Reno, que parece bueno, pero no era.

ximenez dijo...

Lo que sucede, mi estimado, es que "ellos" en realidad no existen... Se trata de una alucinación tuya, la forma en la que tu subconciente te dice que trabajas demasiado y que necesitas devolverle a tu vida esa emoción, esa sensación de besar por horas y horas a tu novia de secundaria, de esconderse del papá, de arriesgarse a una metedura de mano en el parque porque es mejor que nos cachen los extraños a que nos cache mi tía de Tlaxcala, que está de visita. Volver a sentir mariposas en el estómago con los placeres más simples de la vida y volver a creer que no importa lo que pase, de alguna manera todo va a estar bien. Volver a ser adolescente.

La razón por la que se te presentan como treintañeros es que, si fueran adolescentes, no les pondrías mayor atención.

En la madre, qué proyectadota me di!!!! Voy a llorar...

ximenez dijo...

Me retracto: Creo que son un producto de MI subconciente. Lo que no me explico es por qué el que los ve eres tú...

Anaik Frita dijo...

Tomá Ximenez, acá te paso los Kleenex que me quedaron, buaaaaaaaa

Tampax Ultra dijo...

Muy autobiográfico lo suyo Ximenez. Pero no todo está perdido, ya vas a encontrar con quién.
Lo único que tendrías que hacer es conseguirte un novio fuera del ambiente publicitario, para agregarle esa emoción perdida a tu vida (no quiero meter el dedo en la llaga, pero ya sabemos lo que te suele pasar con novios publicistas, productores, directores, fotógrafos, o tooooodos esos otros novios tuyos que tenés).

Tampax Ultra dijo...

Faaaa...me salió como el doctor corazón. Capaz que inauguro una sección en el blog.

Anaik Frita dijo...

Son siempre presonas diferentes, pero no te das cuenta, porque:

Los trillizos Juan, José y Julio Montes se enamoraron de las gemelas idénticas Alba y Clara Luna.
Como son todos muy progre hicieron turnos para el besuqueo.
Lunes: Juan y Alba
Martes: Jose y Clara
Miercoles: Julio y Alba
Jueves: Juan y Clara
Viernes: Jose y Alba
Sabado: Julio y Clara

Los domingos hacen sorteo asi que tené cuidado porque por ahi los podés llegar a ver a Jose y Julio.

Tampax Ultra dijo...

Por si acaso, no voy a pasar ni sábado ni domingo por ahí.

ximenez dijo...

JAJAJAJAJAJJA!!!! Lo de los trillizos y las gemelas está genial!!
Gracias a los dos por su comprensión y apoyo con mi "problemita". La cosa, Dr. Corazón, es que en realidad yo no hablaba de tener o no novio, sino de LA EMOCIÓN que da el besuquearse a escondidas... jejeje