viernes, 19 de marzo de 2010

Chau (Proximity)

Hoy fue el último día que trabajé en Proximity.

Las emociones son encontradas. Por un lado no sé qué se viene en el futuro cercano si no consigo laburo pronto. Por otro lado, me siento un poco liberado.

No obstante, trabaja en esa agencia un puñado de gente que supo llegarme al corazón. Los mismos con los que el miércoles próximo compartiré un par de chelas y a los que quiero en serio.

He aquí una copia del texto que mandé como despedida con copia a todos. Espero que les guste.

Es increíble cómo uno va adquiriendo cuero de chancho.
Increíble cómo se impermeabiliza el corazón.
Increíble de igual manera cómo siempre que creemos que somos inmunes a las cosas,
la vida nos sigue dando sorpresas.

El mismo día que me dijeron que no me renovaban el contrato vino el segundo terremoto más grande que haya tenido este país. El quinto más grande del mundo.

A veces el mundo es así de jodido para ponerte las cosas en perspectiva.

¿De qué me voy a quejar?
Si hay gente que lo perdió todo y ahí está, haciendo fuerza para sacar los últimos escombros de su casa para ver si pueden construir una mediagua antes que vengan las primeras lluvias.

¿De qué me voy a quejar?
Si hay mamás que lloran porque a sus bebés se les cuece el potito por no tener siquiera un pañal que ponerle.

¿De qué me voy a quejar?
Si hay gente que vuelve a lo que queda de su casa y se les nubla la vista porque lo único que pueden ver son los fantasmas de los que, hasta hace unos días, eran su familia.

Esta tarde cuando vuelva a mi casa van a estar mis hijos esperándome, mi mujer preparando unos mates, cerraduras en las puertas, agua caliente para ducharse, comida en el refri.
Cualquier cosa que diga en este contexto, es fatua, necia, petulante y vacía de contenido.
¿De qué me voy a quejar?

5 comentarios:

rodrigo dijo...

Adios colega y amigo. Si tuviera una micro lo escribo grande en los vidrios como despedida. Un abrazo y nos vemos aquel miercoles!

ElFlaco dijo...

Estimado reza el dicho "Mal de muchos consuelo de todos" bien que haces al fijarte en los que poco les queda.
Alguien alguna vez tambien me increpo para que dedicara mas horas al trabajo y lograra ser "exitoso" yo simplemente le dije " Yo soy exitoso, me espera mi mujer y mis hijos para contener mis dias de trabajo y darme todo lo que necesito, tengo casa, y salud, vos que tenes en tu departamento solo una planta que en cualquie momento se te muere".
Uno llega a un punto donde ya cuido los zapatos por andar de rodillas ahora es tiempo de lucirlos con orgullo.
Frente alta y sonrisa amplia mi estimado amigo.

Christian dijo...

Tampax:

No se me decaiga y metale para adelante. Se dice fácil pero es lo que hay que hacer.

Tampax dijo...

Ojo, que no ando bajón. Estoy dándole palos a la piñata como siempre, en cualquier momento se rompe y me lleno de guita.

Zeithgeist dijo...

excelente forma de llevar las cosas...
fuerza!