miércoles, 11 de junio de 2008

Mi mala acción del día




Ya es una tradición, cada trainee que entra a la agencia, lo rapo. Es como una iniciación. También es muy divertido, porque el trainee que anteriormente ha sido rapado, se dedica a hacer el boceto del próximo trainee. Hoy le tocó a Uriel, que como ya era medio pelado, lo dejé como el cantante de Prodigy.
Como ven en la segunda foto, aprovechó para salir del clóset pegándole una patada a la puerta.

4 comentarios:

Christian dijo...

¡Tene cuidado!

Se ve que a vos te hicieron lo mismo, porque te han quedado unas entradas bastante pronunciadas. Hay efectos colaterales.

Tampax Ultra dijo...

Ya me hecho la idea y aunque cortándome el pelo cortitito he logrado detener bastante la caída, sé que tarde o temprano me voy a quedar pelado... y pelado tipo Sarmiento para colmo, porque a los lados ya tengo canas y según dicen, las canas no se caen.

Baterflai dijo...

Si que se caen.
Por lo menos las mías le hacen un caso a la ley de gravedad que ni te digo.

Tampax Ultra dijo...

Gracias por tu optimismo Bater.
Igual tengo alguna esperanza porque mi papá es canoso tipo papá noel... mi nono también lo era.
Antes que Anaik haga el comentario igual dejo aclarado que mi otro abuelo era una rodilla afuera del agua... ya se va a ver de quién saco el ADN.