miércoles, 18 de junio de 2008

La pizza de la Anaik


Mi hermana se la jugó y me mandó por fin la receta de la pizza, lo que dejó sin decirme es cuándo se pone el jamón crudo y la rúcula, porque no sé cómo se hace para que el jamón esté calentito, pero la rúcula no se desmaye. Todo un fraude, porque se guarda el mejor secreto para ella, para que vayamos a la casa a lavarle los platos. 
Además la hace con una harina mágica que tienen allá que parece que leuda sola, cosa e mandinga, acá en México no existe eso, es decir que para mí, la receta es completamente estéril. Igual se las subo en un post, que es el lugar que se merece, ya que no es sólo un tímido comentario de comentarista al pedo.

 

3 comentarios:

Anaik Frita dijo...

Gracias !!!
El el 2º post que me dedicas en tu blog, a mí que soy tan tímida y me da vergüenza...

Te tenés ganada una pizza entera de rúcula y jamón para vos solo

Tampax Ultra dijo...

Esaaaaa!!!!

Ximenez dijo...

Se me antojó la pizza... ¿y ahora qué hago? Porque evidentemente no formo parte de la gira sudamericana del clan Tampassi (será porque no pertenezco a tan selecto grupo).
A ver Tampax: ¿en cuál de los ochocientos restaurantes argentinos de la condesa puedo encontrar una aproximación pasable de este manjar casero? Porque aún cuando te convenza de que me traigas una rebanada de la original, no creo que sepa igual cuando llegue a tierras aztecas...