martes, 10 de junio de 2008

Yankee no se nace, se hace. Conclusión.



No resultó. 
Tuve que hablar en inglés con la empleada del Urban Outfiters, con un linyera que me pidió plata (porque allá también hay, no se hagan los primermundistas) y con unos skaters que estaban limpiando el parque porque un borracho les había quemado uno de los half pipe (va foto de ellos), no sé si lo hacían por buena voluntad, como si pertenecieran al lugar, o porque estaban pagando alguna condena de servicio comunitario, lo cual es completamente posible, porque son skaters y los skaters andan todos en la pavada y la droga. 
Hasta en este ámbito ta poco ortodoxo se nota el avance de las minorías étnicas en el país del norte, porque mientras los rubios laburaban, había un negrito que se la pasaba patinando sin hacer un joraca. O capaz que los amenazó con algo, también es completamente posible.
En fin, fuera de esa gente, pobres incultos, todos los demás hablan en español. 
Miami es al latino lo que Mar del Plata al turista, ya que según Alejandro Dolina, en Mar del Plata no vive nadie, todos son turistas o gente que trabaja con el turismo, pero que no vive ahí. De la misma forma, en Miami viven sólo la chica del Urban, los pibes del parque y el linyera, todos los demás llegaron nadando.
Peeeeeeeeeeeero, el ejercicio que conlleva nadar tantos kilómetros, hace que los latinos mediten acerca de ciertas malas actitudes que tienen en sus países de origen, como tirar basura en la calle, no trabajar y endiosar a Estados Unidos. 
Es así que en Miami todos los latinos tienen actitudes de gringo, como quejarse si no hay big macs, ver mucha tele y engordar.
Eso o los gringos los tienen amenazados también, lo cual es completamente posible.

8 comentarios:

Christian dijo...

¿Y al final, es o no una bendición hacerse yanqui?

Conste que pongo el signo "¿" al iniciar una pregunta, signo atacado, al igual que el "¡" y la "ñ" por el imperialismo.
Quieren, de a poco, despojarnos de nuestra identidad (que en algunos aspectos nos convendría)

Tampax Ultra dijo...

Bueeeee.... tampoco exageremos. Identidad, identidad, lo que se dice identidad... ¿qué identidad? cada uno es un mundo y no por comer hamburguesas te deja de gustar el asado.
Además yo sí creo, como García Márquez, que pronto van a dejar de existir las haches... a las eñes les veo más vida, pero sólo unos años más, ¿eh?

Anaik Frita dijo...

En Merlo (San Luis) tampoco vive nadie.
Son porteños arepentidos que se hicieron jipis y hacen pulseritas con los cables de colores de los teléfonos y les incrustan algunas semillas de algarrobo. Y están los que se fugaron de la ex mujer, y los que vaciaron una empresa de viajes y turismo y se llevaron la guita.

Anaik Frita dijo...

y dale, preguntale al Christian como hace para poner en el celular el "¡" (como le preguntaste a no se quién, haciendote el cheronca)

Claroooo, al Christian no lo peleas porque es tu amigo, asi no vale.

Tampax Ultra dijo...

Si Christian, ¿cómo hacés en el cel. para poner el "¡" en los sms? ¿y el "¿"?. Yo los busco pero no los encuentro.
Anaik, ¿no que muy comentarista festejante del DIC, que viaja cientos de kilómetros para tomar birra con fanta? y vas a los blogs de otros, leés las estupideces que pongo y no dejás comentario... una vergüenza.

Christian dijo...

En mi celular, motorola V360, al apretar varias veces la tecla 1, aparece el ¡ y el ¿. Me acabo de fijar.

Nuestro idioma es muy rico, me enferma la gente que escribe "hla q' t va?", llega un momento que empiezan a hablar en otro idioma.

Salu2

Christian dijo...

Hablando de celulares, el otro día le mande un mensaje de texto a un celular de Suiza, y me contestaron.

Christian dijo...

Creo que tu celular debe ser bastante antigüo, o no lo debes manejar muy bien.